Loading...

"CONTESTA HIJO DE TU P.. MADRE": EL CÁRTEL DE SINALOA INTERVINO FRENCUENCIAS MILITARES



Los grupos criminales tienen acceso a la radiocomunicación de las fuerzas militares y de seguridad para conocer sus movimientos y hasta la logística de sus operativos.

Un ejemplo es el operativo militar fallido en Culiacán para detener a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán" y uno de los cabecillas del Cártel de Sinaloa.

En este caso, los gatilleros de esa agrupación delictiva penetraron en las frecuencias militares y ordenaron a los mandos castrenses liberar a Guzmán, que en ese momento se encontraba bajo el resguardo del Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico (GAIN).

Ese 17 de octubre, militares utilizaron frecuencias encriptadas en radios Motorola para intentar reacomodarse ante la ofensiva armada de los sicarios del Cártel de Sinaloa. No obstante, sus comunicaciones fueron intervenidas por los lugartenientes de Guzmán.

"A ver loco, lo van a soltar o qué pedo mi chavo, todos vieron el baile (la agresión armada a soldados)", se oyó desde la frecuencia V1. Después se metió al canal militar la frecuencia A12: "A ver tu guacho, habla en caliente, esta es tu responsabilidad, sobre todo tú y tu gobiernito verguero, que onda guacho, de volada repórtese".

"Contesta hijo de tu puta madre, te están hablando, se te está hablando bien, suéltalo y vete tranquilo y no se te va a hacer nada", amenazó la frecuencia E11.

La frecuencia M12 fue factor para que Ovidio Guzmán fuera liberado: "todos a la unidad familiar y si no lo sueltan a la familia de una vez hay que darle".


A la par, los sicarios utilizaron una radiocomunicación de alto alcance para coordinar sus ataques en contra de las Fuerzas Armadas, no sólo en Culiacán, sino en otras ciudades de Sinaloa.

La plataforma de comunicaciones que utilizó el Cártel de Sinaloa fue la denominada P25, parecida a la utilizada por las unidades militares y de seguridad pública, afirmaron fuentes oficiales.

Los delincuentes usaron además las repetidoras de radio oficiales instaladas en el Estado para poner en jaque al Ejército.

"La red de comunicaciones para efectos de seguridad pública que tiene el Gobierno es prácticamente obsoleta", advirtió Servando Vargas, consultor en telecomunicaciones.

"La actual comunicación es vulnerable, hay proveedores que la están actualizando, pero se requiere una radiocomunicación de banda ancha", indicó.

El Gobierno federal analizas diversas propuestas para renovar las condiciones de soporte, mantenimiento y operación actuales de la Red Nacional de Radiocomunicación (RNR).

No obstante, un estudio conjunto de la Segob, el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y el Instituto Politécnico Nacional, reconoce que esa migración no será inmediata, pues la tecnología para misiones críticas está en desarrollo.

La Sedena cuenta con varios proyectos pendientes para la adquisición de activos para su radiocomunicación, que no han sido adquiridos por falta de recursos.

Para modernizar sus protocolos de comunicaciones requiere unos 2 mil 900 millones de pesos.

fuente.-
Share:
Loading...