Loading...

EJECUTADO EN #ALPUYECA; LACRA E HIJO DE COMANDANTE DE CASO LYDIA CACHO

Puebla, Pue.- La Red de Cinco Radio confirmó que el taxista asaltante ejecutado en Alpuyeca, es hijo de la comandante Verónica “N”, detenida por el caso de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

Dicho sujeto fue ejecutado en un presunto ajuste de cuentas la madrugada del martes en el Camino a Alpuyeca, en el municipio de Amozoc. los homicidas después de pegarle un tiro, desbarrancaron el carro de alquiler y escaparon.

Alexis H. C. (de lentes) asesinado presuntamente por atracar a pasajeros en complicidad con el sujeto que lo acompaña en la imagen.

Con lo que no contaban los homicidas es que el taxista, como presumiblemente se dedicaba a delinquir, llevaba a su cómplice escondido en la cajuela. Ese hombre escuchó todo lo que se dijo en el vehículo entre los homicidas y el taxista, y salvó la vida solo porque se quedó quieto y en silencio. 
 
Las declaraciones de ese testigo son las que han macado la línea de investigación que siguen los agentes investigadores.

Según las declaraciones del hombre que iba oculto en la cajuela, lo último que escuchó en su vida el taxista fueron estas palabras: “¿Te sientes muy chingón? Soy el chamaco pendejo de la otra vez”.

Después lo pasaron al asiento trasero y condujeron hasta el Camino a Alpuyeca, aproximadamente a dos kilómetros de distancia del Periférico Ecológico.

Ya que estaban en ese sitio, los verdugos volvieron a espetar: “¿Quién te mandó?”. El conductor les contestó que no sabía de qué le hablaban. Los delincuentes le insistieron: “Si no me dices quién te mandó, te vas a morir”. El taxista siguió negando, y en ese momento se escuchó un disparo.
 
 
 
 
Posteriormente quitaron el freno de mano y desbarrancaron el carro y escaparon.

El hombre que iba escondido en la cajuela, esperó algunos minutos hasta cuando supuso que los criminales ya estaban lejos, salió del vehículo y fue hasta una gasolinera ubicada en el Periférico Ecológico a la altura de la desviación al relleno sanitario, y allí pidió ayuda.

Los empleados de la gasolinera le obsequiaron dos vasos de agua, a la vez que escucharon su historia, pero no la creyeron. Mientras tanto ya habían llamado a la policía. Patrulleros del municipio de Puebla llegaron en cuestión de minutos.

Fue ante los patrulleros que el hombre relató que se encontraba acompañando a su amigo, el taxista, y que éste al ir hacer varios viajes le pidió que se metiera a la cajuela. Aseguró que hicieron entre tres o cuatro viajes, y posteriormente acudieron a inmediaciones de un bar que se ubica en la zona trasera de Plaza Dorada.

De acuerdo con el declarante, fue en ese lugar donde dos hombres se acercaron al taxista y comenzaron a dialogar con él de manera acalorada. Fue en ese momento cuando uno de ellos le dijo: “¿Te sientes muy chingón? Soy el chamaco pendejo de la otra vez”.

El carro, un Volkswagen, Gol, color negro, había quedado a la orilla de una barranquilla. Cuando los criminales descendieron quitaron el freno de mano y lo lanzaron a esa barranquilla para posteriormente escapar. El testigo no se percató si escaparon a bordo de algún vehículo, o a pie.
 
 
 
 
Personal de la Fiscalía General del Estado de la comandancia de Amozoc, acudió hasta el lugar para realizar la diligencia de levantamiento de cadáver, recolectar indicios y asegurar el vehículo. Para todo ello contaron con el apoyo de Peritos de la misma dependencia y de personal de la Dirección de Protección a Víctimas, estos últimos trasladaron el cadáver al anfiteatro de la ciudad de Puebla.
 
Los indicios señalan a las autoridades que el móvil del asesinato de este hombre, llamado Alexis, de aproximadamente 25 años, fue un ajuste de cuentas. El sobreviviente de este hecho quedó a disposición de las autoridades para que amplíe la declaración, de la cual esperan extraer información para dar con la identidad de los responsables.

Fuentes ciudadanas hicieron llegar información hasta este diario, en donde indicaron que el ahora occiso de nombre Alexis H. C., de 25 años, solía asaltar a pasajeros en el taxi y que operaba con su cómplice, el hombre que se salvó por ir oculto en la cajuela, por lo que piden que también investiguen a este último por las fechorías que ha realizado en el pasado.
 
 
Quien era Alexis, “El Papito”

Era hijo de una Policía Judicial, fue conductor de la Ruta 25 y desde hace unos años conducía un taxi. Ofrecía sus servicios en Facebook y en la red social presumía a sus dos hijos y a su pareja. Pero, según sus vecinos de La Margarita, cuando apretaban las cuentas también se dedicaba a asaltar a los usuarios

Alexis N., el taxista encontrado sin vida en el asiento trasero de su vehículo en una barranca del Camino a Alpuyeca en los límites de Puebla comenzó siendo chofer de la Ruta 25; presumía a su esposa y sus dos hijos en su Facebook en donde también ofrecía sus servicios como taxista, sin embargo, sus vecinos lo tienen identificado por dedicarse a asaltar a sus clientes y usuarios.
 
 
 
 
Usualmente Alexis se enfrentaba a pagar multas de Tránsito por no conducir con el cinturón de seguridad o por manejar a alta velocidad según él mismo admitía en su cuenta de la red social, donde compartía constantemente fotos trabajando en el taxi. Según él mismo detalló, inició trabajando en la Ruta 25 donde le asignaron la unidad 21.

De acuerdo a la información que obtuvo PÁGINA NEGRA, Alexis fue ejecutado cuando se encontraba en compañía de su amigo Fernando Arat. Las primeras versiones señalan que ambos buscaban conseguir dinero para que pudieran pagar su licencia como taxista.

Sin embargo, la versión de Fernando Arat no fue consistente, solamente indicó que se encontraba en la cajela del taxi, escuchó los disparos y cuando notó que el asiento trasero se encontraba Alexis sin vida. El auto se encontraba en una barranca a un costado del camino a Alpuyeca.

Fernando Arat pidió ayuda a los despachadores de una gasolinera cercana, les solicitó unos pesos para poder irse a su casa, sin embargo, por su actitud sospechosa los dependientes pidieron ayuda a una patrulla de la Policía Municipal que pasaba por la zona y se denunciaron los hechos. Después él mismo los llevó al auto en donde se encontraba sin vida su amigo.
 
 
 
 
Hijo de una mujer ligada al caso Cacho

Alexis fue identificado como el hijo de Verónica N., la agente ministerial que se encuentra prófuga de las autoridades federales, ya que está acusada por el delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro.

Según informaron fuentes de PÁGINA NEGRA, Alexis N. y Verónica N., son conocidos por ser vecinos de la unidad habitacional de La Margarita en la capital de Puebla; Verónica manejaba además una guardería en dicha zona.

Verónica N., es buscada desde el 4 de diciembre, por haber participado en la detención violenta de Cacho en 2005, en Cancún, Quintana Roo. La ministerial acudió con otra compañera para movilizar a la comunicadora después de que fue detenida en 2005 por la probable comisión de los delitos de difamación y calumnias, cargos presentados por Kamel Nacif Borge, conocido como “El Rey de la mezclilla”, a causa de la publicación del libro “Los Demonios del Edén”, en el que la escritora describe fiestas en las cuales supuestamente se abusaba a menores de edad.

 

 
Fiscalía liberó al único testigo de la ejecución

La Fiscalía General del Estado de Puebla liberó y no inició cargos en contra de Fernando Arat N., el único testigo de los hechos en los que fue ejecutado Alexis N.

La versión inicial señala que Fernando y Alexis, los dos taxistas, podrían estar involucrados en robos a usuarios y uno de ellos se escondía en la cajuela para después apoyar al chofer en el atraco; que en uno de los robos las cosas salieron mal y mataron a Alexis.

A pesar de esto, la Fiscalía no tuvo ningún tipo de información que involucrara a Fernando Arat en algún tipo de delito por lo que después de ser entrevistado y presentar su declaración se le permitió dejar las instalaciones de la dependencia.



Share:
Loading...