Loading...

#CULIACÁN ROCIARON A ADOLFO EN EL MALECÓN NUEVO GALERIA

Culiacán, Sin.- Cuando se encontraba a bordo de una lujosa camioneta estacionada por el bulevar Diego Valadés, un hombre fue asesinado de varios disparos de arma corta, los cuales dieron blanco en cinco partes de su humanidad.

El occiso fue identificado con el nombre de Adolfo N., de 40 años de edad y con domicilio en la colonia Guadalupe Victoria.

Extraoficialmente se dijo que un menor de edad lo acompañaba, quien salió ileso.

Siendo aproximadamente las 18:20 horas, llegaban reportes de ciudadanos al 911 donde avisaban que una persona había sido atacada.

En primera instancia se hablaba de un hombre atacado con arma blanca. Los radioperadores del número de emergencia pidieron a los agentes que se dirigieran al mencionado bulevar, esquina con la calle Jesús Rodolfo Acevedo, a un costado del club campestre y a escasos metros del puente bimodal que conecta al Zoológico, para constatar la denuncia.
 
Los primeros en llegar fueron elementos de la Policía Estatal Preventiva y agentes motorizados de la Policía Municipal, que al llegar miraron una camioneta Ford Lobo blanca, con placas de Sinaloa, con cuatro bicicletas de montaña montadas en la caja y las puertas abiertas, y sobre el asiento del conductor estaba la víctima con heridas sangrantes en todo el cuerpo.

Ante lo observado, los uniformados de inmediato colocaron sus unidades a un costado de la camioneta para que otros automóviles no obstruyeran cuando llegaran paramédicos de Cruz Roja, quienes venían en camino.

Tras breves momentos de espera las sirenas de la ambulancia sonaban, pero se demoró un poco ya que el flujo vehicular era lento, pues las personas que pasaban frenaban la marcha para observar lo que había pasado.

Cuando los socorristas estuvieron en el sitio revisaron los signos vitales del varón y confirmaron que ya había fallecido a consecuencia de los múltiples impactos de bala que recibió en la cabeza, hombro, brazo, pierna todos del lado izquierdo y otro más en la muñeca derecha. 

Presuntamente al momento del atentado un niño acompañaba al hombre, y al momento en que sonaron las detonaciones, corrió hacia el parque Las Riberas para ponerse a salvo.

Ya confirmado el asesinato, los agentes de Seguridad Pública cerraron ambos carriles para acordonar la escena del crimen y así las evidencias quedaran intactas para cuando arribaran los investigadores de la Fiscalía General de Justicia.

Cuando el bulevar quedó cerrado en ambos carriles, llegó el personal forense y el grupo de investigación de homicidios para iniciar las indagaciones.
 
 
En el perímetro se contabilizaron 15 casquillos percutidos de arma corta. Siguiendo con las diligencias, los especialistas tomaron fotografías de la puerta del conductor, donde se señalaron dos orificios de proyectil de arma de fuego.

Asimismo, en el cristal de la puerta del copiloto se marcaron tres impactos. Los trabajos de campo se extendieron por más de una hora, hasta que un agente del Ministerio Público dio la orden de trasladar el cuerpo al Servicio Médico Forense.








Share:
Loading...